Aquafitness y Salud

La actividad física es esencial para el mantenimiento y mejora de la salud y la prevención de las enfermedades, para todas las personas y a cualquier edad.

La actividad física contribuye a la prolongación de la vida y a mejorar su calidad, a través de beneficios fisiológicos, psicológicos y sociales, que han sido avalados por investigaciones científicas.

BENEFICIOS FISIOLÓGICOS

  • La actividad física reduce el riesgo de padecer: Enfermedades cardiovasculares, tensión arterial alta, cáncer de colon y diabetes.
  • Ayuda a controlar el sobrepeso, la obesidad y el porcentaje de grasa corporal.
  • Fortalece los huesos, aumentando la densidad ósea.
  • Fortalece los músculos y mejora la capacidad para hacer esfuerzos sin fatiga (forma física).

BENEFICIOS PSICOLÓGICOS

  •  La actividad física mejora el estado de ánimo y disminuye el riesgo de padecer estrés, ansiedad y depresión; aumenta la autoestima y proporciona bienestar psicológico.

BENEFICIOS SOCIALES

  •  Fomenta la sociabilidad.
  •  Aumenta la autonomía y la integración social, estos beneficios son especialmente importantes en el caso de discapacidad física o psíquica.

BENEFICIOS ADICIONALES EN LA INFANCIA Y ADOLESCENCIA

Los beneficios comprobados en estas etapas son:

  •  La contribución al desarrollo integral de la persona.
  •  El control del sobrepeso y la obesidad. En esta etapa, el control de la obesidad es muy importante para prevenir la obesidad adulta.
  •  Mayor mineralización de los huesos y disminución del riesgo de padecer osteoporosis en la vida adulta.
  •  Mejor maduración del sistema nervioso motor y aumento de las destrezas motrices.
  •  Mejor rendimiento escolar y sociabilidad.

El aquafitness nació como un ejercicio pensado para personas mayores con una movilidad más reducida; así, servía de terapia para mejorar aspectos psicomotrices que, con la edad, se van perdiendo debido al desgaste de los huesos y a la pérdida de tono muscular.

No obstante, cualquiera que haya completado una sesión de aquafitness actual no puede decir que es un deporte para viejecitas, ya que es duro de realizar aunque muy reconfortante. Lógicamente, el aquagym ha ido variando con los años desde esa terapia psicomotriz y, hoy en día, es perfecto para todas las edades, puesto que se puede adaptar sin problemas a la capacidad física de los participantes.

Su éxito radica en la combinación de dos características que resultan muy atrayentes y beneficiosas. En primer lugar, el hecho de que se realice en el agua a una temperatura que oscila entre los 28ºC y los 31ºC hace que la temperatura del cuerpo se vaya regulando y nuestra sensación corporal sea mucho más agradable, a la vez que los movimientos en el agua nos hacen sentir más cómodos e, incluso, nos relajan.

Además, el hecho de escuchar música mientras se realiza el deporte provoca que nos divirtamos más haciendo el ejercicio e, incluso, socialicemos con más facilidad.